“CODIGO SURFERO”

Al contrario que en la mayoría de deportes individuales o de equipo, el surf carece de un reglamento establecido. Es precisamente esta sensación de libertad y conexión con la naturaleza la que consigue engancharnos, haciéndonos totalmente dependientes de ese ‘swell’ perfecto que todos buscamos.

 

No obstante, existen unas reglas no escritas, una especie de “código surfero” que todos debemos conocer y respetar para poder disfrutar verdaderamente de este deporte tan especial.

 

 

1. Sé paciente y espera tu turno.

Es indispensable respetar la prioridad de tus compañeros de baño, observa bien a tu alrededor antes de coger una ola y deja a ese surfista que lleva más tiempo que tu esperándola o se encuentra más cerca del pico. Es simple y puro respeto que el ‘karma‘ te devolverá tarde o temprano.

 

2. Si pierdes la ola… vuelve a la cola.

Es tu momento, dale duro y rema con todas tus fuerzas, tan solo tienes una oportunidad para que sea tuya, pero si no es así… no seas listillo y espera tu turno de nuevo. Todos tenemos las mismas ganas de surfear.

 

3. No le robes la ola a nadie.

Esta es sin duda la falta más grave. Cuando te dispongas a coger una ola, mira hacia tu interior para asegurarte de que otro surfista no se encuentre ya en su pared. Además de ser muy peligroso debido al riesgo de colisión entre ambos, te podría traer muchos problemas, no todos somos igual de pacientes…

 

 

4. No te cruces.

Está muy mal visto remar por delante de los demás en dirección al pico de la ola, espera tu turno en tu posición y aprovéchalo.

 

5. Comparte olas que rompen en ambas direcciones.

Comunica a otros surfistas si vas de derecha o de izquierda, posiblemente su preferencia sea diferente a la tuya y ambos podáis compartir la misma ola.

 

6. Nunca cortes el paso.

Si hay un surfista en la pared de la ola y se dirige hacia ti, nunca remes en la misma dirección hacia la que él está surfeando, hazlo hacia la parte ya rota de la ola para no impedirle el paso.

 

 

7. ¡Jamás uses la violencia!

Una actitud violenta no es ni de lejos compatible con el surf. Divertirse y relajarse en el océano son sus finalidades principales por lo que si alguien te salta una ola, o comete algún error en el que tú te veas perjudicado, coméntale de una forma respetuosa y ayúdale a mejorar en todo lo que puedas para que no le vuelva a ocurrir, posiblemente esa persona tenga menos experiencia que tú.

 

8. Respeta y cuida el medio ambiente.

Ten siempre presente quien te está ofreciendo todo lo necesario para surfear. La naturaleza merece en todo momento nuestro respeto. Recoge plásticos y objetos que encuentres dentro y fuera del agua durante tus sesiones y deposítalos en la basura. Pongamos todos nuestro granito de arena para seguir disfrutando del océano durante mucho tiempo.

 

 

Recuerda disfrutar en todo momento al máximo y hacer lo que esté en tu mano para que los demás gocen igual que tú. Compartir, ayudar y ser respetuoso no cuesta nada y hará que nuestras sesiones sean inolvidables.

 

Al fin y al cabo… todos amamos el surf y lo que representa.

 

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *